...en nuestro barrio estamos a martes, 12 de diciembre de 2017, en otros no sabemos...
[ página principal ]
nuestra asociación
[ nuestras calles ]
[
nuestros estatutos ]
[
formularios para asociarse ]
área informativa
[ artículos propios ]
[
prensa ]
[
documentos ]
[
normativas ]
[
agenda actividades ]
[
buscador de artículos ]
[
enlaces ]
área temática
[ ruidos ]
[
elecciones 2003 ]
campañas y apoyos

[ demanda colectiva ayto. ]
[
sede gobierno cántabro ]

imágenes y viñetas
click para entrar en la galería y verlo más grande
[ multimedia ]
.
[ apoyo técnico web ]
.
click encima para ver más grande
click encima para ver más grande
documentos, noticias, comunicados, convocatorias...

¿Más locales de hostelería?



[Diario Montañés] -0-03-20





1-:07

Tribuna Libre


¿Más locales de hostelería?


RICARDO ALEA YANCI/PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN POMBO-CAÑADÍO Y ENSANCHE


Leemos en la edición de EL DIARIO del martes 24 de diciembre, que la Junta Directiva de la Cámara de la Propiedad Urbana apoya la propuesta de la Asociación de Comerciantes del Casco Antiguo y la Asociación de Comerciantes del Centro para fomentar la apertura de locales hosteleros suprimiendo la distancia mínima entre los mismos, concretamente referido a cafeterías, restaurantes, hamburgueserías, tascas y otros. Por el contrario, proponen mantener la restricción de distancias para discotecas y 'toma copas'. Todo ello porque, a juicio de la Cámara, la limitación de la ordenanza perjudica a los propietarios, pues impide que se alquilen o vendan locales que están vacíos y aportan una imagen de deterioro al entorno.



Terminan asegurando que beneficiaría «a aquellos lugares que vienen padeciendo ciertas molestias que, de lo contrario, seguirán indefinidamente condenados a padecerlas».



Para empezar por el final, y tras leerlo varias veces, no acabamos de entender cómo suprimiendo las distancias mínimas entre establecimientos hosteleros se beneficiaría a aquellos lugares que vienen padeciendo «ciertas molestias».



Más bien parece que, se supriman o no las distancias mínimas entre establecimientos que podríamos llamar 'blandos' (no de copas, para entendernos), si se siguen manteniendo las actuales para estos últimos las molestias seguirán siendo exactamente las de siempre. Si continúan existiendo los mismos 'toma copas' que hay en la actualidad no sabemos muy bien por qué las molestias desaparecerían. En todo caso, aumentaría el índice de olor a fritanga por metro cúbico.



Por el contrario, no conseguimos asimilar la imperiosa necesidad de eliminar las distancias mínimas entre ese tipo de establecimientos sobre los que los comerciantes basan la milagrosa recuperación económica y comercial del centro y del casco antiguo: bares, cafeterías, hamburgueserías, etc. En una zona como la del Ensanche existen más de 250 establecimientos hosteleros de todo tipo. Que se pueda poner uno de esos locales cada 25 metros no parece que constituya una gran pega, a la vista de tal saturación.



Nos habría encantado haber oído la voz de los comerciantes hace escasamente dos años, cuando la mayoría absoluta del Partido Popular en el Ayuntamiento impuso, con la bendición de la oposición y los aplausos entusiastas de la Asociación de Hostelería, la reducción de las distancias mínimas entre bares de copas a 25 metros, en lugar de los 200 que se exigían hasta entonces.



Esta medida ha provocado que multitud de bares, cafeterías y hasta mesones, con los únicos requisitos de tener más de 75 metros cuadrados de superficie, instalar una doble puerta y afirmar todo serios en sesudos informes de técnicos pagados por ellos mismos que están insonorizadísmos, hayan abandonado voluntariamente su condición de hostelería 'normal' para abrazar -cual si se tratase de una farola- la categoría de 'toma copas'.



Es decir, se ha reducido sensiblemente el número de bares y cafeterías y se ha aumentado igual de sensiblemente el número de 'toma copas'. Y ahora parece que hay pocos bares.



Pero no se apenen. Hay casos, por ejemplo los bares del Mercado del Este, que funcionan como bares por el día y como bares de copas por la noche. Que es lo que parece que se busca para relanzar el comercio del centro. ¿O no?



El problema que preocupa a la Cámara y a los comerciantes es exactamente el contrario del que manifiestan: lo que impide que se alquilen o vendan locales que están vacíos y aportan una imagen de deterioro al entorno no es la limitación de distancias de la Ordenanza; muy al contrario, ha sido precisamente la proliferación de bares de copas lo que ha originado los altos precios de compra y alquiler en toda esta zona, lo que ha provocado que para poder instalar un comercio que no fuera de hostelería hubiera que pagar cantidades astronómicas y fuera del alcance de un negocio corriente. Que un local normalito para una tienda llegue a alcanzar las 800.000 pesetas de alquiler mensual, se debe fundamentalmente al tirón de la demanda de locales para 'toma copas' que, al menos hasta tiempos recientes, han sido una auténtica mina de oro para sus propietarios, favorecido por la actitud permisiva del Ayuntamiento en cuanto a horarios, ruidos e invasión por los clientes de la vía pública.



Dénse una vuelta en horario comercial por la plaza de Cañadío. Aparte de una confitería, una tienda de ropa y una agencia de publicidad, todos los demás locales están ocupados por hostelería, en su mayor parte de horario nocturno. Pocas plazas encontrarán tan desiertas y desangeladas durante el día, con todas las puertas cerradas a cal y canto hasta las 8 de la noche.



Es decir, exactamente lo más opuesto a lo que parecen desear las asociaciones de comerciantes y la Cámara de la Propiedad Urbana.

.
{ estadísticas }
ASOCIACION "POMBO-CAÑADÍO, ENSANCHE"
Domicilio postal: apartado 699 - 39080 SANTANDER
Teléfono: 609 844 574 - Correo electrónico: ensanche@ensanchesantander.com