...en nuestro barrio estamos a martes, 12 de diciembre de 2017, en otros no sabemos...
[ página principal ]
nuestra asociación
[ nuestras calles ]
[
nuestros estatutos ]
[
formularios para asociarse ]
área informativa
[ artículos propios ]
[
prensa ]
[
documentos ]
[
normativas ]
[
agenda actividades ]
[
buscador de artículos ]
[
enlaces ]
área temática
[ ruidos ]
[
elecciones 2003 ]
campañas y apoyos

[ demanda colectiva ayto. ]
[
sede gobierno cántabro ]

imágenes y viñetas
click para entrar en la galería y verlo más grande
[ multimedia ]
.
[ apoyo técnico web ]
.
click encima para ver más grande
click encima para ver más grande
documentos, noticias, comunicados, convocatorias...

¿Se quedarán con todo el Mercado del Este?
Alfonso Díez Prieto
Secretario Asociación Pombo-Cañadío y Ensanche



[Diario ALERTA] -1-06-20





0-:25

¿Se quedarán con todo el Mercado del Este?

Porque ese camino llevan. Desde hace tres años, exactamente desde que ganaron el concurso para adjudicarse dos módulos de 90 metros cuadrados cada uno y dedicarlos a bares. Los que entonces estaban destinados a ser dos cafeterías para, decían algunos, “dinamizar el comercio del centro” se han convertido, en apenas tres años, en todo un complejo hostelero a horario casi completo -desde la mañana hasta la madrugada siguiente, empalmando desayunos, comidas, cenas y copas- que ocupa exactamente -de momento- la mitad de todo el Mercado del Este. Como muy bien lo denomina “El Mundo” (21-7-03), “hostelería de atención integral al cliente”.
Si un paseante ocasional se da una vuelta por el Mercado del Este, o mejor dicho, por el edificio-copia que sustituyó al fenecido Mercado del Este, podrá comprobar cómo los dos módulos que ocupaban, en total, 180 metros cuadrados según el concurso público convocado en su día, dedicados a bar-cafetería con plancha, se han convertido en un espacio de casi 1.000 metros cuadrados –la mitad del edificio- con amplia cocina que ofrece diariamente “alubias rojas”, “marmita de magano”, “lentejas con foie”, o “cocido lebaniego”. Preparado todo ello, naturalmente, en la magnífica plancha con la que cuenta el establecimiento. Y por la noche, tachán tachán, “se convierte en el centro neurálgico del copeteo de Santander” (semanario “Gente” del 27-5-05). ¿Y cómo se ha producido este milagro de multiplicación de los metros cuadrados? ¿O no es un milagro convertir 180 metros cuadrados en casi 1.000?
Pues cuesta, no se crean. No es fácil rellenar los otros 800 metros así como así. Hay que sembrar los pasillos –públicos- de mesas, sillas, biombos, más mesas, más sillas y, como remate, plantar un buen muro de madera alrededor. Y, eso sí, echarle mucho morro. O poquito, porque los concesionarios saben que cuentan con la colaboración animosa e incondicional del Ayuntamiento de Santander. Si no, ¿qué iba a ser de Santander sin la hostelería nocturna? Y sobre todo, ¿qué iba a ser de un selecto grupo de hosteleros, de copas especialmente, que cuentan con el respaldo absoluto del alcalde para ejercer su actividad sin ninguna traba?
¿Y cómo se ha consumado el otro prodigio de transformar unas simples cafeterías, sin equipo musical según reza su licencia nº 26014, en un marchoso bar de copas a partir de las 11 de la noche y hasta la madrugada?
Pues porque lo que se oye de fondo según los concesionarios y el técnico municipal correspondiente corrobora, es la megafonía del Mercado, que no la suya, aunque a simple vista se aprecien claramente unos bafles de considerable tamaño adosados a sus establecimientos escupiendo música a todo volumen.
Total, nadie esperará que el Ayuntamiento se dedique a lo que debería dedicarse: controlar que un bar sin autorización para emitir música no la tenga y que si tiene que cerrar a las 3 de la mañana no lo haga hasta las 5; inspeccionar los establecimientos para que cumplan las condiciones de la licencia y comprobar que una plancha de cafetería no sirve para hacer cocidos; verificar que un bar no invade terreno público con todo tipo de artilugios, etc. etc. Y menos aún cuando todo eso ocurre bajo un techo de propiedad municipal.
El Ayuntamiento no está para eso. Bastante tiene con el trabajo que le da seguir eliminando aparcamientos en el centro y “semipeatonalizando” calles, sin antes construir aparcamientos para residentes, y colaborar con el sector de la construcción en llenar los flamantes adosados y chalecitos de los municipios limítrofes con habitantes del centro, hartos de que les hagan la vida cada vez más imposible.
Esos que se van ya no votan aquí. Y casi todos los demás tragan lo que les echen. Así que, de qué preocuparse.

.
{ estadísticas }
ASOCIACION "POMBO-CAÑADÍO, ENSANCHE"
Domicilio postal: apartado 699 - 39080 SANTANDER
Teléfono: 609 844 574 - Correo electrónico: ensanche@ensanchesantander.com