...en nuestro barrio estamos a martes, 12 de diciembre de 2017, en otros no sabemos...
[ página principal ]
nuestra asociación
[ nuestras calles ]
[
nuestros estatutos ]
[
formularios para asociarse ]
área informativa
[ artículos propios ]
[
prensa ]
[
documentos ]
[
normativas ]
[
agenda actividades ]
[
buscador de artículos ]
[
enlaces ]
área temática
[ ruidos ]
[
elecciones 2003 ]
campañas y apoyos

[ demanda colectiva ayto. ]
[
sede gobierno cántabro ]

imágenes y viñetas
click para entrar en la galería y verlo más grande
[ multimedia ]
.
[ apoyo técnico web ]
.
click encima para ver más grande
click encima para ver más grande
documentos, noticias, comunicados, convocatorias...

Respuesta de la Asociación a carta al Director



[DIARIO ALERTA] -1-06-20





1-:14

El presidente de ADCOS, que significa algo así como Asociación para el Desarrollo y la Conservación del Ocio de Santander, se marca una carta en el ALERTA del sábado 11 de noviembre que no tiene desperdicio. Adornado con una filípica sobre la libertad, la calidad de vida de los jóvenes, las actividades culturales, deportivas, etc., sus propuestas concretas huelen a rancio y a algo ya oído muchas veces. Además de que todo lo que debe hacerse para los jóvenes deben hacerlo otros. Ellos nada, solo disfrutarlo.
En realidad, lo que le preocupa es la vuelta al casco urbano de “festejos y festivales que actualmente se realizan en áreas alejadas de la ciudad”. O sea, que vuelvan a celebrarse en la plaza de Cañadío los inefables conciertos de rock que dejaron afortunadamente de torturar a los vecinos en 1999, después de una movilización sin precedentes, que duraban de 12 de la noche a 4 de la madrugada, con miles de watios atronando los oídos de quienes solo intentaban dormir. Pero eso les daba igual a quienes solo quieren fiesta, follón y ruido y que además lo paguen las instituciones. Que los jóvenes se lo merecen todo. Y a los vecinos que los zurzan.
Pero también le encantaría que se permitiese a los locales de ocio realizar en su interior conciertos, es decir, que al ruido que seguimos soportando gracias a la permisividad municipal se sume más ruido a base de conciertos en locales sin insonorizar, algo que últimamente el Ayuntamiento sí está impidiendo, afortunadamente para los vecinos.
Eso sí, el Sr. Pérez Ruiz no acepta la solución fácil de críticas e insultos a los jóvenes cuyo único fin es “desterrar a la juventud de Santander a otros puntos de Cantabria para así convertir Santander en su ciudad dormitorio”. Solo acepta que los ciudadanos de Santander se aguanten y soporten las molestias sin cuento que el ocio juvenil produce, para que Santander sea una ciudad “moderna y cosmopolita”. Toma ya.
Porque, además, la seguridad de los jóvenes está, según él, amenazada por la violencia que hace que, de vez en cuando, ocurra alguna desgracia. Pero es su seguridad lo que está en juego, no “el buen nombre de una calle o de unos locales”. Eso es secundario, lo principal es que los jóvenes puedan divertirse con seguridad, no que los vecinos tengan que aguantar sin rechistar asesinatos y peleas delante de sus casas.
Yo le aconsejaría al presidente de ADCOS, organización que recibirá sustanciosas subvenciones de la Dirección General de la Juventud, seguro, para acabar haciendo propuestas tan originales, que se estruje la cabeza y mire lo que se está haciendo por ahí fuera. Que no es, desde luego, obligar a los vecinos a soportar el ruido y las molestias nocturnas producidas por una parte de la juventud tan responsable como para pasarse las noches bebiendo a triscapellejo, impidiendo el descanso de los vecinos, dejando las calles y plazas hechas unos zorros y pasándose el día durmiendo, como es normal después de actividades tan penosas, en vez de dedicarse a todas esas cosas tan bonitas que describe en su escrito de cuento de hadas.
Lo que se está haciendo es muy sencillo: llevar las actividades nocturnas molestas, incluidos festejos y festivales, a lugares en donde no haya vecinos que tengan que levantarse a las siete de la mañana para ir a trabajar. Y eso no es convertir a Santander en una ciudad dormitorio. Es que, de diez de la noche a siete de la mañana, lo que hace la gente es, precisamente, dormir. Si le dejan, claro.
Y a los que tienen la suerte de disponer de toda la noche para divertirse, a esos sí, que los zurzan. Lo más lejos posible.

Alfonso Díez Prieto
Secretario de la Asociación Pombo-Cañadío y Ensanche

.
{ estadísticas }
ASOCIACION "POMBO-CAÑADÍO, ENSANCHE"
Domicilio postal: apartado 699 - 39080 SANTANDER
Teléfono: 609 844 574 - Correo electrónico: ensanche@ensanchesantander.com