...en nuestro barrio estamos a martes, 12 de diciembre de 2017, en otros no sabemos...
[ página principal ]
nuestra asociación
[ nuestras calles ]
[
nuestros estatutos ]
[
formularios para asociarse ]
área informativa
[ artículos propios ]
[
prensa ]
[
documentos ]
[
normativas ]
[
agenda actividades ]
[
buscador de artículos ]
[
enlaces ]
área temática
[ ruidos ]
[
elecciones 2003 ]
campañas y apoyos

[ demanda colectiva ayto. ]
[
sede gobierno cántabro ]

imágenes y viñetas
click para entrar en la galería y verlo más grande
[ multimedia ]
.
[ apoyo técnico web ]
.
click encima para ver más grande
click encima para ver más grande
documentos, noticias, comunicados, convocatorias...

Gonzalo y el Mercado del Este



[Cantabriaconfidencial.com] -0-07-20





5-:17

Gonzalo y el Mercado del Este

En la línea de resaltar los inconmensurables logros del recientemente homenajeado alcalde pre-cesante, D. Gonzalo Piñeiro, “Gonzalo” para los amigos, nos vamos a referir hoy a una de sus obras más singulares y señeras: la magnífica restauración del Mercado del Este, que años de incuria y dejadez de inoperantes alcaldes anteriores habían llevado casi a la ruina total pero que, gracias a la sensibilidad cultural de Gonzalo, ha renacido de sus cenizas, con un proceso de rehabilitación que ha merecido incluso premios internacionales tan prestigiosos como el de Europa Nostra, organización independiente de prestigio mundial, aunque a veces un tanto descuidada en la comprobación de las solicitudes de premios que se le hacen.
Porque total, qué importancia tiene que le den el premio por conservar la estructura de madera y el tejado o los azulejos originales cuando las excavadoras, que es que no tienen cuidado y no se andan con chiquitas, se habían cargado ya todo. La intención era conservarlo, lo que pasa es que se les fue un poco la mano y hubo que construir una copia en hormigón. Tampoco hay que ser tan pejiguero, hombre.
Aunque al principio el proyecto contemplaba hacer un centro cultural, después, tanta cultura, tanta sala de exposiciones, le debió de parecer un poco agobiante, -nunca es bueno pasarse- así que se decantó por hacer del restaurado Mercado el motor del centro, como muy bien lo calificó Gonzalo “la locomotora del centro”, haciendo alusión a que si el mercado se llenaba de bares, restaurantes y hamburgueserías, el centro se iba a llenar de multitudes ansiando vaciar las estanterías de todos los comercios del centro. Porque, como es bien sabido, desde que se inventaron los centros comerciales, es comerte una hamburguesa y entrarte unas ganas de comprar que para qué.
¡Ah¡, tampoco se olvidó de instalar en el sótano una maravillosa sala de exposiciones, que sirve sobre todo para que Ceballos instale su mundialmente famoso nacimiento por Navidades y su no menos célebre montaje de la Pasión, que como aquí no tenemos Feria de Abril pues algo hay que inventarse para atraer al turismo nacional y extranjero.
Luego la locomotora parece que se ha quedado sin vapor, a la vista de que algunos de los comercios del mercado han echado la persiana definitivamente, menos los dedicados a la cultura clásica española: los bares. Bien es verdad que, como el horario comercial les parecía un poco escaso, y a los amantes de esta cultura tan tradicional les gustan otros horarios, pues es por las noches cuando la animación y el bullicio se enseñorean del Mercado del Este. Y también es verdad que a esas horas de la noche los comercios están cerrados y, por lo tanto, los parroquianos no pueden ponerse ciegos a comprar, que si no acabarían con las existencias todos los fines de semana. Pero oye, pues si quieren vender que abran de 12 de la noche a 5 de la mañana, que es que lo quieren todo…
También hay que reconocer que no todos los motivos fueron estrictamente culturales. Aunque, como todos los santanderinos recordarán, fue el empuje de Gonzalo el que impulsó convertir aquella ruina pestilente en un maravilloso centro cultural, tampoco se olvidó el alcalde de pensar en un sector tan importante de la economía santanderina como son los clientes nocturnos de la legendaria hostelería de copas local, que no veas lo desagradable que es tomar gintonics en la calle a las 5 de la mañana lloviendo y con frío. Si lo sabrá él. Y claro, no podía consentir que los parroquianos nocturnos estuvieran pasando frío por esas calles y plazas pudiendo estar calentitos y abrigados.
Contamos esto para que se vea lo desinteresado que ha sido siempre Gonzalo: siempre mira por los demás antes que para él. Si en lugar de poner más galerías de arte, librerías, etc., hay que montar unos bares, que en el Ensanche solo hay 250, pues se sacrifica uno y tira para adelante.
Hay algunos que se meten con los bares del Mercado del Este porque de dos módulos de 90 metros cuadrados cada uno (o sea, en total, 180), y por necesidades perentorias producidas por la gran afluencia de gente, han tenido que construir un muro alrededor y apropiarse del pasillo central entero, o sea, que ahora ocupan unos mil metros cuadrados, justo la mitad del Mercado. Bueno, igual se han pasado un poco, pero lo que subyace en el fondo es envidia por el gran éxito de los bares, que ya se sabe que aquí en cuanto uno prospera todos a por él. El día que en este país nos alegremos de los éxitos ajenos, otro gallo cantará.
El éxito ha sido de tal calibre que Gonzalo decidió hacer lo mismo en el antiguo camping de Bellavista y, fíjense qué casualidad, la concesión se la llevaron los mismos. Pero es totalmente infundado el rumor de que Gonzalo iba a privatizar el edificio del Ayuntamiento para instalar más bares y que en el Palacio de la Magdalena iba a poner una macrodiscoteca “chill-out”. Y es que la maledicencia no reposa, está siempre dispuesta para meterse con la gente que trabaja y crea.

.
{ estadísticas }
ASOCIACION "POMBO-CAÑADÍO, ENSANCHE"
Domicilio postal: apartado 699 - 39080 SANTANDER
Teléfono: 609 844 574 - Correo electrónico: ensanche@ensanchesantander.com